Hola!
Primero contarles que el nombre de este blog es debido a un libro de Actis y Suárez que se titula así y me encanta (es ideal para el jardín o para los nenes que les guste leer y cocinar); y despues decir que hace rato que tenía ganas de hacerme un blog con recetas, pero con una diferencia (porque ya estuve espiando otros...) y es que ademas de fotos de los platos elaborados, van a encontar que en ellas figura la cocinera (o sea yo) o de algún comensal que se dejó fotografiar...
Me parecio divertido y así lo hice, espero les guste y puedan aprovechar las recetas.
Clau.
A continuación les dejo una poesía de mi autor preferido, Eduardo Galeano

Calella de la Costa, julio de 1977: el mercado

“La ciruela gorda, de puro jugo que te inunda de dulzura, debe ser comida, me enseñaste, con los ojos cerrados. La ciruela remolacha, de pulpa apretada y roja, es para comer mirándola. Te gusta acariciar el durazno y desnudarlo a cuchillo y preferís que las manzanas vengan opacas para que uno pueda arrancarles el brillo con las manos.El limón te inspira respeto y las naranjas te dan risa. No hay nada más simpático que las montañas de rabanitos y nada más ridículo que el ananá, con su coraza de guerrero medieval.
Los tomates y los morrones parecen nacidos para exhibirse panza al sol en las canastas, sensuales de fulgores y perezas, pero en realidad los tomates empiezan a vivir su vida cuando se mezclan con el orégano, la sal y el aceite, y los morrones no encuentran su destino hasta que el calor del horno les deja en carne viva y las bocas nuestras los muerden con ganas.
Las especias forman, en el mercado, un mundo aparte. No hay carne que no se excite y eche jugos, carne de vaca o de pez, de cerdo o de cordero, cuando la penetran las especias. Nosotros tenemos siempre presente que de no haber sido por las especias no hubiéramos nacido en América y nos hubiera faltado magia en la mesa y en los sueños. Al fin y al cabo, fueron ellas las que empujaron a Cristóbal Colón y a Simbad el Marino.
Las hojitas de laurel tienen una linda manera de quebrarse en tu mano antes de caer suavemente sobre la carne asada o los ravioles. Te gustan mucho el romero y la verbena, la nuez moscada, la albahaca y la canela, pero nunca sabrás si es por los aromas, los sabores o los nombres. El perejil, especia de los pobres, lleva una ventaja sobre todas las demás: es la única que llega al plato verde y viva y húmeda de gotitas frescas.”

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Torta crema mousse de frutilla


Esta fue la otra torta que hice para la reunión, más fresca y aprovechando la frutilla que estaba en temporada.
Importante en este caso, respetar la medida del molde indicado en la receta. Usé otra medida y me costó para ahuecar el bizcochuelo, o sea: ¡Respeten la receta!

Ingredientes:
Para el bizcochuelo;

  • Huevos,
  • Azúcar, 1 taza tamaño té.
  • Harina leudante, 1 taza tamaño té.
  • Jugo de naranja, 1/2 taza tamaño té

Para la mousse;

  • Queso crema, 400 gr.
  • Azúcar, 200 gr.
  • Jugo de 1 limón.
  • Crema de leche, 400 gr.
  • Gelatina sin sabor, 2 sobres.
  • Agua, 1 pocillo.
  • Frutillas picadas, 250 gr.
  • Azúcar impalpable para espolvorear, cantidad necesaria.
  • Frutillas para decorar, cantidad necesaria.
  • Manteca y harina para el molde, cantidad necesaria.

Preparación:

  1. Colocar los huevos y el azúcar en la batidora y batir hasta formar una crema. Retirar y pasar la preparación a un bol.
  2. Agregar la harina y el jugo de naranja. Mezclar bien para evitar que se formen grumos.
  3. Volcar la preparación en un molde de 20 cm de diámetro previamente enmantecado y enharinado. Llevar a horno precalentado a temperatura de moderado a caliente por 20 minutos aproximadamente. Retirar y reservar.
  4. Licuar el queso crema, azúcar, crema de leche, jugo de limón y la gelatina previamente hidratada y disuelta en un pocillo de agua. Retirar, pasar a un bol e incorporar las frutillas picadas.
  5. Una vez que el bizcochuelo este frío, desmoldar, cortar una tapa y reservar. Retirar el centro de la miga con la ayuda de una cuchara, dejando 1 cm de borde y de base.
  6. Rellenar con la mousse y cubrir con la tapa de bizcochuelo. Llevar a la heladera hasta que la mousse este firme. En el momento de servir, espolvorear con azúcar impalpable y decorar con frutillas.

Empezando por la izquierda: Vero, Jana, Yo, Gabi, Vani, Nelson, Fer, Ruth, Flor y Fabri.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Mermelada de Naranja y Mandarina


Si hay algo que me gusta hacer (y comer) es mermelada, hecha en casa es lo más rico que hay; y como dice mi hermana: "Una vez que probas mermelada casera, no querés saber nada con las compradas" y es cierto el sabor es otro.
Uno de estos findes atrás me fui de mi amiga Naty  tomar sol y acá el catador más lindo, Mateo, le dio el visto bueno, así que con ustedes la receta...

Ingredientes:

  • Naranjas, 800 gr.
  • Mandarinas, 200 g.
  • Azúcar, 1,250 kg

Preparación:

  1. Pelamos la fruta y la cortamos en cuartos (recodar quitar las semillas y el hollejo en ambas frutas) 
  2. Pisamos muy bien con tenedor (pueden ayudarse con el pisa papas).
  3. Mezclamos con el azúcar y llevamos a fuego mínimo por 45 minutos, de igual manera ir revolviendo y revisar hasta alcanzar el punto deseado.
  4. A mitad de la cocción  pasar por la mini pimer, no todo, deje un poco para que queden trozos de fruta en la mermelada. Verter nuevamente y seguir cocinando.
  5. Para saber si esta lista, colocar en un platito, llevar al congelador unos minutos y al sacar, realizar un surco con una cuchara, si queda marcado el dulce esta listo, si  el dulce sigue corriendo falta cocinar un poco más.
  6. Rellenamos en  frascos esterilizados y una vez listos, para confirmar que esta bien hecho el vacío dejar 24 hs dados vuelta, si vemos que si hay dulce "cayendo" o "tapas pegotas" significa que no se ha realizado bien y  hay que consumirlas primero (ya que no podrán resistir el año de guardado).
Importante:
Con estas cantidades me salieron 3 botes de 450 gr y uno pequeño de 200 gr.


sábado, 3 de diciembre de 2016

Mermelada de Moras


No se imaginan lo rica que es esta mermelada, sobre todo si  recolecta uno mismo la fruta. Esta vez, no me fui hasta Entre Ríos a buscarla. Sino que resulta ser que el árbol de mi vecina, se pasaba a mi patio y estaba cansada de barrer y barrer la fruta entonces me decidí a trepar y cortar unas ramas. Jaida, para hacerme compañía se entretenía jugando mientras yo seleccionaba el producto.
Recomendación: con queso crema, queda del re chupete.



Ingredientes:
(para obtener aprox 700 gr de mermelada)

  • Moras, 1 kg.
  • Azúcar, 1/2 kg.
  • Limón, 1/2.
  • Ralladura de 1/2 limón
  • Clavos de olor, 2
  • Rama de canela, 1 pequeña.

Preparación:

  1. Colocamos las moras en un escurridor de cocina y lavamos bajo abundante agua fría con agua de la canilla.
  2. Ponemos las moras todavía húmedas y sin que estén demasiado escurridas, en una olla.
  3. Añadimos el azúcar, los clavos, la canela, el jugo de limón y la piel lavada de este.
  4. Revolvemos todo y vemos como enseguida las moras sueltan sus jugos.
  5. Dejamos que hierva a fuego medio-alto los primeros 12 -15 minutos, cuando veamos que ha alcanzado la ebullición bajamos de nuevo el fuego y dejamos que se cocine sin tapar de 45 minutos a 1 hora.
  6. Durante ese tiempo iremos removiendo para que no se pegue.
  7. A mitad de la cocción, pasamos algo de la preparación por la minipimer (no todo, así encontramos fruta entera en la mermelada).
  8. Pasado el tiempo de cocción, realizar la prueba del platito para ver si esta lista, sino cocinar un poco más.
  9. Las moras tienen muchas semillas, si molestan pueden pasar la mermelada por un colador (yo no lo hice) cuando todavía este caliente.
  10. Controlar muy bien los tiempos de cocción y el fuego ya que si nos pasamos, la mermelada se solidificará y se convertirá en caramelo.
  11. Envasar en frascos esterilizados y listos para consumir.


Esta receta la vi en el blog "Las buenas Migas"

viernes, 2 de diciembre de 2016

Torta de Chocolate y Mandarina


Esta torta la hice para una reunión con amigos, me pedían algo "potente", "con mucho chocolate", y después de buscar encontré esta receta en La cocina de Masito (recetas muy ricas, pasen si no lo conocen), modifiqué las cantidades porque la quería hacer más grande, y otras cosillas como el agregado de gelatina sin sabor, queso crema, y más jugo de mandarina.
Como les dije, es potente. Y a mi catadora preferida (Jana) le gustó así que comparto la receta...


Ingredientes:
Para la base;

  • Galletitas Lincon, sabor vainilla, 20.
  • Manteca, 120 g.
Para el relleno;
  • Chocolate semiamargo, 800 g.
  • Crema de leche, 400 g.
  • Queso crema, 400 g.
  • Mandarinas, 4.
  • Gelatina sin sabor, 1 sobre (7 g)
Para la cobertura;
Jugo de mandarina, 75 g.
Azúcar, 75 g.
Mandarina, 1


Preparación:

  1. Trituramos las galletitas y las mezclamos con la manteca derretida.
  2. Lo colocamos en el fondo de un molde desmontable, presionamos y distribuimos con cuchara.
  3. Llevamos a la heladera mientras preparamos el relleno.
  4. En una cazuela colocamos la crema de leche y ponemos a cocer, agregamos el queso crema y mezclamos. Cuando empiece a hervir retiramos del fuego.
  5. Agregamos el chocolate y revolvemos hasta que se forme una crema homogénea.
  6. Del jugo de mandarinas, retiramos 35 cc y lo apartamos, el resto lo colocamos en la mezcla del chocolate. Mezclamos bien y dejamos templar.
  7. Disolvemos la gelatina sin sabor en 35 cc de mandarina que separamos y llevamos 30 segundos al microondas. Revisamos que esté bien hidratada, sino  llevamos un poco más al microondas. En caso de que quede algún grumo, colar, antes de introducir a la preparación.
  8. Mezclamos muy bien al agregar la gelatina a nuestra preparación y volcamos suavemente sobre la base que teníamos en la heladera.
  9. Llevamos nuevamente al frío y procedemos a realizar el almíbar.
  10. Colocamos el jugo de mandarina y el azúcar en una olla y llevamos a fuego. 
  11. Cortamos la mandarina en gajos, con cascara y todo (bien lavada obvio) y lo colocamos en la preparación.
  12. Cuando hierva, lo dejamos cocer un minuto y retiramos. Dejamos enfriar.
  13. Colocamos los gajos sobre la torta y lista para ser compartida con gente querida.
  14. AH! Yo le agregue, para decorar, unos ricos confites de chocolate con relleno de naranja que me trajo mi amiga Vani de su viaje a México.