Hola!
Primero contarles que el nombre de este blog es debido a un libro de Actis y Suárez que se titula así y me encanta (es ideal para el jardín o para los nenes que les guste leer y cocinar); y despues decir que hace rato que tenía ganas de hacerme un blog con recetas, pero con una diferencia (porque ya estuve espiando otros...) y es que ademas de fotos de los platos elaborados, van a encontar que en ellas figura la cocinera (o sea yo) o de algún comensal que se dejó fotografiar...
Me parecio divertido y así lo hice, espero les guste y puedan aprovechar las recetas.
Clau.
A continuación les dejo una poesía de mi autor preferido, Eduardo Galeano

Calella de la Costa, julio de 1977: el mercado

“La ciruela gorda, de puro jugo que te inunda de dulzura, debe ser comida, me enseñaste, con los ojos cerrados. La ciruela remolacha, de pulpa apretada y roja, es para comer mirándola. Te gusta acariciar el durazno y desnudarlo a cuchillo y preferís que las manzanas vengan opacas para que uno pueda arrancarles el brillo con las manos.El limón te inspira respeto y las naranjas te dan risa. No hay nada más simpático que las montañas de rabanitos y nada más ridículo que el ananá, con su coraza de guerrero medieval.
Los tomates y los morrones parecen nacidos para exhibirse panza al sol en las canastas, sensuales de fulgores y perezas, pero en realidad los tomates empiezan a vivir su vida cuando se mezclan con el orégano, la sal y el aceite, y los morrones no encuentran su destino hasta que el calor del horno les deja en carne viva y las bocas nuestras los muerden con ganas.
Las especias forman, en el mercado, un mundo aparte. No hay carne que no se excite y eche jugos, carne de vaca o de pez, de cerdo o de cordero, cuando la penetran las especias. Nosotros tenemos siempre presente que de no haber sido por las especias no hubiéramos nacido en América y nos hubiera faltado magia en la mesa y en los sueños. Al fin y al cabo, fueron ellas las que empujaron a Cristóbal Colón y a Simbad el Marino.
Las hojitas de laurel tienen una linda manera de quebrarse en tu mano antes de caer suavemente sobre la carne asada o los ravioles. Te gustan mucho el romero y la verbena, la nuez moscada, la albahaca y la canela, pero nunca sabrás si es por los aromas, los sabores o los nombres. El perejil, especia de los pobres, lleva una ventaja sobre todas las demás: es la única que llega al plato verde y viva y húmeda de gotitas frescas.”

jueves, 6 de abril de 2017

Torta Alfajor Helado

¡Hola! ¡Tanto tiempo! Pasa que la pc de mi hermano sigue rota y recién ahora tengo desbloqueda mi CristiNet. Pero como ven, seguí cocinando, así que tengo varias recetas para subir; como este rico alfajor helado que lleve para compartir en una reunión que hicimos en la casa de Nati C. (y donde Damian, su esposo, se lució con un exquisito pollo al disco).
Hice el pionono casero, pero tranquilamente se puede comprar uno de chocolate y usarlo para esta receta.
Antes de ir a los ingredientes les cuento de derecha a izquierda quienes estamos ahí (solo chicas en la foto, los muchachos no se donde andaban ); Flor, Nati (la anfitriona), Ruti (mamá de la pequeña), Jana (que de pequeña nada, ¡esta muuuy grande!) y Yo.

Ingredientes:
Pionono:
  • Azúcar, 40 g.
  • Cacao amargo negro, 20 gr.
  • Huevos, 3.
  • Almidón de maíz, 60 gr

Relleno de color:
  • Queso crema firme, 200 gr
  • Dulce de leche repostero, 500 gr.
  • Crema de leche, 360 gr.

Relleno blanco:
  • Leche condensada, 1 pote.
  • Gelatina sin sabor, 1 sobre (7 gr.)
  • Queso crema firme, 400 gr.
  • Crema de leche, 360 gr.
  • Agua, 35 cc.

Baño:
  • Baño de chocolate, c/n
  • Almendras picadas, c/n

Preparación:
Para el pionono;
En un bol batir los huevos con el azúcar por 10 minutos hasta cremar.
Aparte, mezclar el almidón con el cacao e incorporar a la crema de a poco y tamizando. Integrar con movimientos envolventes.
Volcar la mezcla en placa enmantecada con papel manteca enmantecado. Cocer a horno fuerte por 8 minutos.

Para el relleno; batir el dulce de leche con el queso crema. Sumar la crema de leche y seguir batiendo hasta que tome.
Aparte, batir el queso crema con la leche condensada, sumar la crema smimontada y por último agregar la gelatina sin sabor hidratada e agua fria y luego derretida a baño maría, equiparando densidades.
Cortar el pionono con moldes circulares (base y tapa) -Esto es si lo hacen en tamaño alfajor pequeño, para una torta como en este caso, hice la receta dos veces en un molde redondo directamente-

Armado; 
Armar cilindros del diámetro de las bases con acetato. Colocar la base, relleno de color, copito de dulce de leche (si gustan) y relleno de color. Tapar y llevar al freezer.
Una vez fríos remover el acetato, bañar, decorar con las almendras picadas y llevar al freezer

Receta de Cocineros Argentinos.



miércoles, 14 de diciembre de 2016

Zapallo o Calabaza en almíbar


Esta receta es uno de los mejores inventos, siempre quise hacer calabacita en almíbar pero todas las recetas que encontraba llevaban cal viva y se me hacía difícil conseguirla. En cambio, para hacerla aquí necesitamos algo tan simple y común como bicarbonato de sodio.
Con una feta de queso es un postre delicioso. Prueben y me cuentan.
Otro dato importante, ¿Recuerdan la entrada que hice sobre las etiquetas para conservas?, bueno estén atentos, o entren en la pagina de jamlabelizer seguido porque parece que cada tanto cambian las etiquetas gratuitas. Sino miren la bella que hice con mariposas, un divinorrr.


Ingredientes:

  • Calabaza.
  • Bicarbonato de sodio, 20 gr.
  • Agua, 2 litros.
  • Azúcar y agua para el almíbar.

Preparación:

  1. Disolver el bicarbonato en agua fría.
  2. Pelar y cortar la calabaza en cubos.
  3. Remojar en la solución por 24 horas (si colocamos un plato encima ayuda a hundir la calabaza en el agua)
  4. Pasado dicho tiempo sacamos y ya vamos a percibir, a contraluz, una transparencia en cada cubo.
  5. Se procede a preparar el almíbar; en 1 kg de zapallo, el almíbar es 1/2 kg de azúcar y 1/2 litro de agua.
  6. Pinchar los cubos con un palillo (2 agujeritos por lado aproximadamente)
  7. Colocarlos en el almíbar hirviendo.
  8. Cocinar 3 horas a fuego muy suave (agregar agua si se evapora demasiado)
  9. Deben quedar casi transparentes, cuando estén listos van a notar el centro más oscuro. Al cortar, la superficie es más dura y el interior más tierno y jugoso.

¡¡¡RIQUÍSIMO!!!
¡AH!, ¡Para envasar sigan los pasos de siempre!



Les dejo el enlace de youtube de donde lo saque: https://www.youtube.com/watch?v=YDIzxmm1GQc&index=3&list=FLBhiiuiqFC3kUQh-djrYjqw



sábado, 10 de diciembre de 2016

Mermelada de Frutilla y Moras


¿Recuerdan  la Mermelada de Moras que hice?, bueno me quedo algo de mora y decidí hacerla con frutillas, a partir de una receta que vi en el Blog de Laurel y Canela. ¡Exquisita!

Ingredientes:

  • Frutillas, 600 g.
  • Moras, 400 g.
  • Azúcar, 500 g.
  • Jugo de 1 limón.

Preparación:


  1. Colocamos en un recipiente hondo las moras y frutillas lavadas, cortadas y bien escurridas, junto con el azúcar. Dejamos reposar la mezcla en la heladera por dos horas.
  2. Pasamos las frutas junto al almíbar en una olla y le agregamos el jugo de limón. Cocinamos a fuego lento durante 40 minutos, hasta que la mezcla espese, removiendo de vez en cuando.
  3. Mientras tanto preparamos los frascos.
  4. A los 20 minutos de la cocción, aproximadamente, pasamos por la mini pimer la mitad de la preparación (solo la mitad, para que tengamos fruta en nuestra mermelada).
  5. Terminada la cocción, podemos pasar la mermelada por un colador para que quede más fina y sin semillas (no lo hice).
  6. Rellenamos los botes casi hasta el borde y los cerramos.
  7. Los colocamos en una olla con agua hasta el rosca de la tapa y dejamos hervir por 30 minutos.
  8. Pasado dicho tiempo, sacamos y colocamos 24 hs boca abajo para verificar que estén bien sellados.


miércoles, 7 de diciembre de 2016

Torta crema mousse de frutilla


Esta fue la otra torta que hice para la reunión, más fresca y aprovechando la frutilla que estaba en temporada.
Importante en este caso, respetar la medida del molde indicado en la receta. Usé otra medida y me costó para ahuecar el bizcochuelo, o sea: ¡Respeten la receta!

Ingredientes:
Para el bizcochuelo;

  • Huevos, 3
  • Azúcar, 1 taza tamaño té.
  • Harina leudante, 1 taza tamaño té.
  • Jugo de naranja, 1/2 taza tamaño té

Para la mousse;

  • Queso crema, 400 gr.
  • Azúcar, 200 gr.
  • Jugo de 1 limón.
  • Crema de leche, 400 gr.
  • Gelatina sin sabor, 2 sobres.
  • Agua, 1 pocillo.
  • Frutillas picadas, 250 gr.
  • Azúcar impalpable para espolvorear, cantidad necesaria.
  • Frutillas para decorar, cantidad necesaria.
  • Manteca y harina para el molde, cantidad necesaria.

Preparación:

  1. Colocar los huevos y el azúcar en la batidora y batir hasta formar una crema. Retirar y pasar la preparación a un bol.
  2. Agregar la harina y el jugo de naranja. Mezclar bien para evitar que se formen grumos.
  3. Volcar la preparación en un molde de 20 cm de diámetro previamente enmantecado y enharinado. Llevar a horno precalentado a temperatura de moderado a caliente por 20 minutos aproximadamente. Retirar y reservar.
  4. Licuar el queso crema, azúcar, crema de leche, jugo de limón y la gelatina previamente hidratada y disuelta en un pocillo de agua. Retirar, pasar a un bol e incorporar las frutillas picadas.
  5. Una vez que el bizcochuelo este frío, desmoldar, cortar una tapa y reservar. Retirar el centro de la miga con la ayuda de una cuchara, dejando 1 cm de borde y de base.
  6. Rellenar con la mousse y cubrir con la tapa de bizcochuelo. Llevar a la heladera hasta que la mousse este firme. En el momento de servir, espolvorear con azúcar impalpable y decorar con frutillas.

Empezando por la izquierda: Vero, Jana, Yo, Gabi, Vani, Nelson, Fer, Ruth, Flor y Fabri.